Fisioterapia
  • Register

Por fin, podemos decir que el curso ha terminado. Para nuestros alumnos de 4º Grado de Fisioterapia, las clases, el prácticum y los exámenes han finalizado. Los alumnos han presentado su trabajo fin de Grado y si todo ha sido superado, se graduarán en Fisioterapia en unos días. Es el momento de hacer algunas reflexiones sobre lo innovador de este curso

Una de las novedades para nosotros como docentes ha sido el uso del Diario Reflexivo Académico como herramienta educativa. El diario reflexivo consiste en reflexionar y escribir sobre el propio proceso de enseñanza-aprendizaje de forma libre o preferiblemente a través de preguntas, pautas y sugerencias programadas por parte del docente. Algunas de estas preguntas son:
¿Qué he aprendido de nuevo? ¿Cómo lo he aprendido? ¿Cómo me he sentido durante el proceso? ¿Qué me ha parecido más interesante? ¿Qué ideas no he comprendido bien? ¿Sobre qué aspectos de los tratados hoy me gustaría saber más? ¿Con qué dificultades me he encontrado? ¿Qué es lo que me ha resultado más fácil? ¿Qué es lo que me ha resultado más díficil? ¿Dónde podría encontrar el  tipo de información que me ayude a resolver mis dudas? ¿Qué conceptos tengo más claros? ¿He conseguigo los resultados que esperaba? ¿Cuándo me he encontrado más cómodo/a?

 

El diario reflexivo puede contener observaciones, sentimientos, reacciones, pensamientos, hipótesis, expectativas, explicaciones y sugerencias. Las reflexiones del proceso nos permiten al docente hacer un seguimiento permanente y evaluar si se están consiguiendo los objetivos de aprendizaje, dónde el alumno encuentra más dificultades, qué le llama la atención, qué le emociona, qué le sorprende, qué le gusta y también lo contrario, qué le aburre o le desmotiva.

También nos ayuda a conocernos como docentes. Nos da claves sobre qué conceptos debemos profundizar, qué elementos de los que explicamos se comprenden, si el alumno  considera o  tiene en cuenta lo que para nosotros resulta fundamental, es decir, si el alumno capta nuestro mensaje, cómo lo interpreta, cómo lo integra con sus conocimientos, en definitiva, cómo piensa el alumno. Es importante que se inicie la reflexión desde lo que se conoce. El punto de partida debería dejar claro el conocimiento previo y las expectativas respecto al proceso que se inicia y no deberíamos olvidar  realizar una reflexión final para considerar algunos elementos que podrían ser útiles para el próximo curso. La experiencia para nosotros ha sido positiva. Los alumnos nos presentaban su diario reflexivo semanalmente a través de correo electrónico y recibían respuesta cada semana. Las respuestas intentan ayudar al alumno en sus dificultades, animar al alumno en su esfuerzo de reflexión, enfatizar "el pensamiento del alumno" que creemos más útil para su aprendizaje. Aquí os dejo algunos ejemplos:

 

"Esta mañana he experimentado cómo el biofeedback puede ser un instrumento muy eficaz a la hora de que el paciente pueda visualizar OBJETIVAMENTE cómo puede realizar una contracción, por ejemplo proporcionando al paciente informaciones, sensaciones positivas de lo que es capaz, y que con un tratamiento adecuado se va a conseguir solucionar su problema, es decir este instrumento nos sirve para reforzar lo que nosotros le trasmitimos al paciente sobre si su contracción es efectiva…, como por ejemplo en una incontinencia urinaria"

"Hoy me he dado cuenta, que J., nos trata como si fuéramos fisioterapeutas, no como si fuéramos alumnas. Esto me halaga, puesto que, que una paciente confíe de tal manera en nosotras y se sienta tan cómoda y relajada, es uno de los objetivos que me marqué al comenzar las practicas, ya que creo que es fundamental crear un ambiente de confianza  para que el paciente se sienta relajado, tranquilo y seguro de que el tratamiento elegido por nosotros es el adecuado para su patología."

"Creo que durante el día de hoy y el de mañana aprenderé más de mis propios compañeros que de mis actuaciones o mis tratamientos. Mi objetivo de estos dos días es aprender el mayor número de cosas posibles viendo trabajar al resto y de sus explicaciones y formas de hablar, ya que creo que durante los cuatro años que llevamos estudiando, aunque la formación sea la misma, el hecho de ser personas diferentes, con distintas inquietudes y con diversos objetivos, nos hace ser estudiantes muy diferentes y que a la hora de tratar seamos profesionales con diferentes puntos de vista y a veces el simple hecho de ver las cosas desde otra perspectiva, nos ayuda a cambiar de opinión."

"Has captado perfectamente la idea y has plasmado por escrito primeras impresiones, cómo te has sentido, cuáles pueden ser tus necesidades. Has buscado información sobre conocimiento que no tenías adquirido acudiendo a libros y a Internet. Has pensado y te has autoevaluado, enhorabuena, muy buen trabajo.  A medida que vayamos conociendo a nuestros pacientes y aprendamos acerca de sus problemas de salud, podremos ir dando soluciones a las mismas. Las TIC nos ayudarán en este proceso. Tu actitud es la correcta, tienes ganas de aprender y  estás motivada. Somos tres en este primer equipo y debemos saber trabajar juntas para conseguir el resultado óptimo."

"El trabajo que realizáis es duro, lo sabemos, pero creemos que merece la pena la reflexión. El hecho de pensar en lo que hacemos día a día, en lo que aprendemos, en los conocimientos que tenemos más claros, en los que desconocemos, hace que nuestro aprendizaje se construya de una manera más sólida. En estas tres semanas he intentado darte un enfoque biopsicosocial en el que el paciente no  tiene una sintomatología sin más, sino que la tiene en un contexto personal y social. Debemos aprender a comunicarnos con los pacientes, de manera que la relación terapéutica sea eficaz, haya empatía y confianza mutua. Espero que este periodo haya sido fructífero para ti y no dudes en consultarme tus dudas e inquietudes. Para mí también es importante saber si te hubiera gustado añadir algo a este periodo, tratar algún tema o utilizar alguna estrategia de aprendizaje diferente"

"Te ayudaría muchísimo reflexionar sobré que experimentas con cada paciente, es decir, si sientes lo mismo viendo a un paciente que a otro o si te resulta igual de fácil un caso que otro. Si la comunicación con los diferentes pacientes te resulta cómoda, si notas diferencias de las personas en cuanto a su forma de comportamiento ante la patología. Si algún paciente te despierta ternura, por ejemplo. El diario es una herramienta de aprendizaje muy potente. Estás trabajando muy bien, sigue así... piensa, pregúntate cosas."

Esta herramienta es un producto de las propuestas de autores como Donald Schön o John Elliot quienes señalan que el conocimiento está en la acción y destacan el aprendizaje basado en el "saber hacer", así como a raíz de la implantanción del paradigma naturalista de la educación, donde se establece que las personas tienen capacidad para reflexionar sobre sus propias situaciones así como para modificar éstas a través de sus propios actos. Según Schön, : “La paradoja de aprender una competencia nueva es la siguiente: que un estudiante no puede, al principio, comprender lo que necesita aprender, sólo puede aprenderlo formándose a sí mismo y sólo puede formarse a sí mismo comenzando por hacer lo que aún no comprende”. No puedo estar más de acuerdo con esta afirmación. Como docentes de la práctica de la Fisioterapia podemos guiar el proceso de aprendizaje, podemos "tutorizarlo", pero el alumno debe practicar la "Fisioterapia" para aprender la "Fisioterapia" y debe reflexionar durante su práctica o en "la acción" para llegar a desarrollar las competencias de su profesión.

Debemos reflexionar como docentes y fomentar la reflexión en nuestros alumnos si queremos ser  profesionales competentes de la Fisioterapia, además de permitir el desarrollo de la creatividad en nuestra profesión para ampliar nuestros límites basados en convenciones y tradiciones aceptadas por la comunidad de fisioterapeutas.

Pero de la creatividad hablaremos otro día.